Y SE DIVIDIERON LAS AGUAS…

Cuando los israelitas eran perseguidos por Faraón, Dios, a través de su siervo Moisés abrió el mar para que Su pueblo pasara sin peligro: “Moisés extendió su mano sobre el mar, y Yahvé hizo soplar durante toda la noche un fuerte viento del Este que secó el mar, y se dividieron las aguas.”

Los israelitas entraron en medio del mar a pie enjuto, mientras que las aguas formaban muralla a derecha e izquierda.” Éxodo 14: 21-22

Éste es el pasaje más conocido en el que Dios abrió las aguas para que pasaran sus siervos, pero hubo otros casos en que Dios realizó estas maravillas a favor de Su pueblo:

 – Elías fue enviado por Dios al Jordán, Eliseo estaba con él, y al llegar al Jordán… «Tomó Elías su manto, lo enrolló y golpeó las aguas, que se dividieron de un lado y de otro, y pasaron ambos a pie enjuto». 2 Reyes 2:7-8

 – Luego de haber sido Elías arrebatado al cielo, Eliseo hizo lo mismo: «Tomó el manto de Elías y golpeó las aguas diciendo: ¿Dónde está Yahvé, el Dios de Elías? Golpeó las aguas, que se dividieron de un lado y de otro, y pasó Eliseo» 2 Reyes 2:14 

– Josué dijo a los israelitas: «He aquí que el arca de Yahvé, Señor de toda la tierra, va a pasar el Jordán delante de vosotros.» Josué 3:11

«Y en cuanto los que llevaban el arca llegaron al Jordán, y los pies de los sacerdotes que llevaban el arca tocaron la orilla de las aguas, y el Jordán baja crecido hasta los bordes todo el tiempo de la siega, las aguas que bajaban de arriba se detuvieron y formaron un solo bloque a gran distancia, en Adam, la ciudad que está al lado de Sartán, mientras que las que bajaban hacia el mar de la Arabá, o mar de la Sal, se separaron por completo, y el pueblo pasó frente a Jericó.

Los sacerdotes que llevaban el arca de la alianza de Yahvé se estuvieron a pie firme, en seco, en medio del Jordán, mientras que todo Israel pasaba en seco, hasta que toda la gente acabó de pasar el Jordán.» Josué 3:15-17