30° ANIVERSARIO: “DIOS CUMPLE SUEÑOS”

Las palabras parecen no alcanzar cuando se trata de expresar el contenido de 30 años de Vida Apostólica ininterrumpida en la Iglesia de Jesucristo. Recuerdos, sensaciones, experiencias únicas y ante todo, el gozo y la fortaleza divina que siempre prevalecieron, aún en los momentos de «prueba»… ¡La Gracia de Nuestro Señor Jesucristo siempre nos ha sostenido!

Al mirar el camino recorrido, nos damos cuenta de que resulta casi imposible relatar uno a uno los testimonios del Poder de Dios: familias unidas, matrimonios restaurados, sanidades, liberación, prosperidad… tantas cosas que ha hecho el Señor. Cientos –para ser más exactos– miles de personas han pasado por nuestra Comunidad y gracias a la Predicación de la Palabra de Dios, tuvieron un encuentro personal con Jesucristo, cambiando radicalmente sus vidas.

Ciertamente, son incontables los motivos de gratitud que se mezclaron con la emoción de una tarde de fiesta donde unidos en un mismo espíritu, fuimos protagonistas de un encuentro que quedará grabado en el corazón de todos los allí presentes…

Con un multitudinario evento, la Comunidad «Santa María» celebró sus 30 años sirviendo con el Evangelio de Jesucristo en la Iglesia Católica.

Diego Hovhanessian fue el encargado de dar comienzo al encuentro al que asistieron cientos de personas, entre ellos sacerdotes, líderes y servidores, que nos honraron con su presencia y nos acompañaron para conmemorar aquel mayo de 1981 donde todo comenzó, y la inimaginable obra que -por la Gracia de Dios- se ha llevado adelante desde entonces.

El mensaje predicado con todo el Poder de la Palabra de Dios, fue “DIOS CUMPLE SUEÑOS”.

En sus palabras, Diego, destacó que una característica de nuestra Comunidad es ser «como las águilas». Éstas, no se detienen ante la contrariedad sino que se remontan por encima de las tormentas para volar hacia lo más alto. En efecto, en 30 años, muchos momentos han pasado, entre ellos tiempos de dificultad, pero siempre hemos procurado ser instrumentos de unidad y de fraternidad; sabiendo perdonar toda «ofensa» y, con la mirada en Jesús -Sol de Justicia-, olvidar los «sinsabores» para construir en el sólido cimiento de la Paz y la inalterable Verdad de la Palabra de Dios.

«Treinta años» que representan un tiempo de expansión como nunca antes, donde las responsabilidades se incrementan en pos de extender la tarea evangelizadora. Queremos aquí resaltar las palabras de Diego acerca de aquello que ha hecho que de 8 personas (los primeros miembros de la Comunidad «Santa María») sean hoy miles los que en todo el mundo, participan de esta experiencia de fe en la Iglesia Católica. Esta es: la Palabra de Dios, la Predicación de la Palabra de Dios, la Verdad que nos ha hecho libres. Diego nos decía: «¡El pueblo Argentino necesita la Palabra de Dios!, ¡nuestra querida Nación Argentina necesita la Palabra de Dios!, ¡el mundo entero necesita la Palabra de Dios!».

Posteriormente, se proyectó un DVD para mostrar algunos de los momentos más importantes de nuestra Comunidad, las actividades que se desarrollan, los emprendimientos, los logros; en fin, tan sólo un poco de la vasta historia de que se ha forjado en el caminar de tantos años, y por supuesto también, los futuros emprendimientos.

 

VIDEO INSTITUCIONAL

 

 

Luego se vivió un momento más que emotivo, cuando se realizó la entrega de diversos presentes que significaron un reconocimiento, una distinción a quienes son los pilares de esta Comunidad, que comenzó hace 30 años con una familia impactada por el Poder de Dios.

En primer término se entregó un reconocimiento a Juan Carlos Hovhanessian –a quien el Señor inspiró la fundación de la Comunidad «Santa María»– por la aceptación del llamado divino, aquel «Sígueme» con el que comenzó a escribirse nuestra historia. Para esto, la Comunidad le hizo entrega de un ícono de cristal con el logo impreso, además, recibió dos plaquetas de mano de los representantes de La Plata, Berisso y Ensenada, que desde hace años participan activamente de las reuniones semanales de la Comunidad «Santa María», quienes con este gesto agradecieron a Juan Carlos por su fidelidad y dedicación en el Ministerio.

A Celia Hovhanessian, la Comunidad «Santa María» le entregó una medalla de plata y cristal, con la imagen de la Virgen María y el Niño Jesús reconociendo su total donación al Señor y compromiso, que la llevó a abrir las puertas de su hogar y de su corazón, recibiendo a cientos y cientos de hermanos que transitan por la sede de nuestra Comunidad.

Asimismo, los integrantes del Ministerio de Música y del Equipo de Servidores y Colaboradores, fueron distinguidos con una hermosa medalla, por las diversas tareas que dedicada y amorosamente desarrollan en la Comunidad «Santa María». También Diego Hovhanessian recibió una mención especial por los 20 años que lleva como predicador sirviendo en el Ministerio de la Palabra.

Se hizo entrega de un reconocimiento a la Sra. Matilde Fills quien fue «instrumento» de Dios hace 30 años para llevar el Mensaje de Salvación a Juan Carlos y a su familia. También al querido Asesor del Ministerio «El Poder del Espíritu», Mons. Guido Pesce y al P. Horacio Reyna párroco de «Santa Lucía»; quienes antes de finalizar impartieron la Bendición Sacerdotal y compartieron palabras de afecto, gozo y consideración para la Comunidad «Santa María», por su enorme trayectoria al servicio del Evangelio de Jesucristo. También entregamos medallas de plata con la imagen de la Virgen María a la Sra. Justina Galán (del Equipo Coordinador de la Región Bs.As.), a los hermanos del Equipo Coordinador de la Vicaría Belgrano, del cual Celia Hovhanessian forma parte (Jorge, Stella, Loly), y a otros queridos líderes y servidores de Comunidades hermanas.

Al finalizar, Juan Carlos Hovhanessian concluyó con una palabra: «gratitud». En primer lugar a Aquel que nos ha dado la Gracia de conocerle y recoger tantos maravillosos frutos a lo largo de treinta años; y por todo lo que vendrá. Y gracias a todos los que nos han acompañado.

Luego de compartir un momento único -que quedará grabado en el corazón de todos los allí presentes- cada hermano se llevó lapiceras y señaladores, obsequios que recuerdan el 30° aniversario de nuestra Comunidad.

Agradecemos profundamente todas las muestras de sincero afecto y la enorme cantidad de saludos recibidos vía mail y teléfono.

Siendo una Comunidad madura, establecida y consolidada con el testimonio de 30 años en la Renovación Carismática de Argentina, miramos hacia lo que viene, porque hay mucho más. En «El Poder del Espíritu»: LO MEJOR ESTÁ POR VENIR!!!

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. ¡Amén!

 

FOTOS

 

MENCIÓN ESPECIAL

La Comunidad “Santa María” agradece muy especialmente a todo el equipo del Servicio de Difusión de la Palabra (Multimedia) y a quien lo coordina:

Roxana B. de Hovhanessian, “alma máter” de este evento, como así también de todo cuanto tiene que ver con el Ministerio “El Poder del Espíritu”.

Gracias Roxana por tu vocación apostólica valiente y denodada.

Juan Carlos Hovhanessian y todos los hermanos de la Comunidad “Santa María”