“NUEVA VISIÓN”

A veces me pregunto si no será que hemos caído en un estado de “invidencia” tal, que no nos asombramos ya con la verdadera reacción que el asombro provocaría, al recibir ciertas noticias.

¿Será cierto aquello de “en tierra de ciegos”…?

¿Acaso no estamos esperando, en vez de “la última noticia”…“la última insensatez”…?

Más o menos como si alguien dijera: “veamos en las noticias, cual es la “barbaridad” de este día…”

Argumentos de contenido “surrealista”, tipo “thriller psicológico”, que lejos de ser “entretenimiento”, es locura alienante, de trágicas consecuencias para la sociedad, pues se “toman medidas”, se hacen proyectos, -se han dictado “leyes” – como “jugando” a ver quién es el más “progresista”, que a la luz -¿LUZ?- de los acontecimientos, en algunos casos – no pocos – pareciera que están pensados, razonados de la “cintura para abajo”, en vez de la cabeza.

En mis tiempos, en la escuela del Estado donde siempre asistí de niño, “repartían” valores, nos alentaban a ser formados en ellos, en la virtud, el honor, el respeto. Nadie temía quedar en ridículo, si hablaba de Dios, de moral, de “sanas costumbres”, de decoro, de pureza…

¿Qué nos pasó? ¿Acaso es malo, por ejemplo, ser de “derecha”…? Lo digo porque tanto ha sido el mentir y mentir de algunos que pareciera que ciertas palabras, fueran “TABÚ”. “Derecha” – “diestra” – Dios – moral – piedad, etc.

¿Por qué no cambiamos el sentido de circulación del tránsito por ejemplo…? ¿O saludar…? ¿O no lo hacemos con la diestra…? ¿Qué pasó, ser de “izquierda” es “noble y santo” y lo otro es “represión”, “dictadura”, etc., etc. si paradójicamente la mayoría de las dictaduras actuales son de tinte “izquierdista”? ¿Y el terrorismo…?

¿O acaso es cosa de izquierda o de derecha la corrupción, el engaño, la malversación, el crimen o lo siniestro y execrable de la dictadura? ¿O ya olvidamos la tragedia pasada…?

¡Basta de dejarnos engañar por un “semanticismo” tipo ritual, como de sociedades secretas, sectas, etc.!

Bienvenido el libre pensamiento con respeto por el otro, sea de centro, de izquierda o de derecha, democrática, republicana y federal; o ¿no es esto ser verdaderamente una sociedad civilizada?

Mientras nos enseñaban valores, cuando iba a la escuela, éramos libres para jugar. Éramos “reos” como sé decir, pero respetuosos del mayor: Padres, maestros, vecinos, etc.    

¿Patotas salvajes, agresiones de tipo sexual o armas… o discriminación… o ir a clase con ropa o símbolos de “nazismo”, “marxismo” o de supuestos revolucionarios o tribus urbanas…?

¡NO! Rotundamente ¡NO! Nuestro ser “reos” no iba más allá de algunas “piñas”; por supuesto, no cerca de la Escuela y lejos de “odios”, casi siempre se fortalecían lazos de compañerismo.

Ríase quien quiera… no hay problema, mas ojalá a quien ríe no le toque ver la “otra cara de la moneda”, como desde mi lugar de “servidor” en la Iglesia, dolorosamente me toca ver, en aquellos que se reían de lo que hablo y que hoy lloran, tantas veces, por lo irreparable y a quienes les amo en Cristo y les digo humildemente que solo Él, Jesucristo es el que restaura y “consuela”.

¿Basta con que alguien se diga “progresista”, para que lo sea…? o ¿será repartiendo preservativos en el colegio primario…? ¿Tal vez, al permitir que los “estudiantes” se “apropien” y conviertan al centro Educativo en un club o centro de debate político… en vez de estudiar…?

¿O hurtando fondos públicos destinados a los carenciados… o mirando para otro lado ante los problemas acuciantes como la pobreza, marginalidad, drogadicción, inseguridad…?

Habría que “repartir” sin duda, aquello que no se compra, ni se vende, sino que se “testifica”. Claro, para poder hacerlo, hay que tener “AUTORIDAD MORAL”, que tampoco se aprende en Universidades, ni con nombramientos o títulos, sino con la vida decente, honrada, honesta y que se “reparte” desde “arriba” hacia “abajo”, de los educadores a los educados en general y a todos los estamentos de la sociedad.

¡Hay que “repartir” VALORES! Pero antes, insisto, hay que poseerlos… ¿No te parece?

 

NUEVA VISIÓN

 

“EN TIERRA DE CIEGOS EL TUERTO ES REY”…

REZA UNA MUY CONOCIDA SENTENCIA

VIENDO A PERSONAJES DE VANA CONCIENCIA

“CONDUCIENDO” LOS DESTINOS DE LA GENTE…

“¡DIGO LA VERDAD!”, DICE MIENTRAS MIENTE

EL “TUERTO REY” DEL ENGAÑO Y LA INDECENCIA…

 

GUÍAS CIEGOS, QUE A OTROS QUIEREN GUIAR

“VENDEDORES DE HUMO”, DE FALSA ILUSIÓN

“ADALIDES” DE LA DEMAGÓGICA CORRUPCIÓN

QUE HARÁN A SUS DIRIGIDOS, FRACASADOS

AY, QUIENES CAIGAN EN SU RED ATRAPADOS,

HERIDAS POR SU PONZOÑOSO, MORTAL AGUIJÓN…

 

¡LÍBRANOS SEÑOR DE LA LETAL COMPLACENCIA

QUITANDO LA CEGUERA DE NUESTRO CORAZÓN…!

QUE EL MAÑANA GENERE LA CONSECUENCIA

DE UN REY, PARA UN PUEBLO DE “NUEVA VISIÓN”.

 

JUAN CARLOS HOVHANESSIAN